viernes, 16 de abril de 2010

Après un rêve

Dans un sommeil que charmait ton image
Je rêvais le bonheur, ardent mirage
Tes yeux étaint plus doux, ta voix pure et sonore,
Tu rayonnais comme un ciel éclairé par l'aurore;

Tu m'appelais et je quittais la terre
Pour m'enfuir avec toi vers la lumière,
Les cieux pour nous entr'ouvraient leurs nues
Splendeurs inconnues, lueurs divines entre vues

Hélas! Hélas, triste réveil des songes
Je t'appelle, ô nuit, rends moi tes mensonges,
Reviens, reviens radieuse,
Reviens, ô nuit mystérieuse!


Después de un sueño

Mientras dormía, atesorando tu imagen,
Soñé la dicha, un espejismo ardiente:
Tus ojos eran más dulces, tu voz pura y sonora,
Brillabas como un cielo en la claridad de la aurora.
Tú me llamabas y yo dejaba la tierra
Para escapar contigo hacia la luz;
Los cielos para nosotros entreabrieron sus nubes,
Esplendores desconocidos, divinos claroscuros…

¡Ay! ¡Ay! ¡Triste despertar de los sueños!
Te llamo, oh noche, devuélveme tus engaños,
¡Regresa, regresa radiante,
Regresa, oh noche misteriosa!

Dopo un sogno

Nel sonno, affascinato dalla tua immagine,
io sognavo la felicità, ardente miraggio. ...
I tuoi occhi erano più dolci, la tua voce pura e sonora.
Tu risplendevi come un cielo nel chiarore dell'aurora.
Tu mi chiamavi ed io abbandonavo la terra
per fuggire con te, verso la luce.
Per noi, i cieli aprivano un varco fra le nuvole...
Splendori sconosciuti! Divine luci intraviste...Ahimè!
Ahimè! Triste risveglio dal sogno....
Io ti chiamo, o notte...
Rendimi le tue menzogne!
Ritorna!
Ritorna radiosa...
Ritorna, o notte, misteriosa!



Una maravillosa melodía para voz y piano compuesta en 1877 por Gabriel Fauré (1845-1924). El poema pertenece al poeta Romain Bussine y es una adaptación de un texto anónimo italiano.
A la belleza del texto, que expresa la nostalgia de sueños engañosos, se une la de la melodía propiamente dicha.

2 comentarios:

nuria dijo...

no sabes lo mucho que me gusta esta pieza.... encantada de saludarte, te seguiré si tú sigues a la música
nuria

Luisa Dolores Camacho dijo...

Igualmente, Nuria.
Te he encotrado hoy por casualidad buscando el texto en español de esta obra de Fauré.
Me ha gustado tu blog y me he hecho tu seguidora. Así que supongo que nos veremos a menudo.
¡Saludos!