sábado, 28 de febrero de 2009

Amar


Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

Amor de mis entrañas

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena, pues, de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

Fedrico García Lorca

Dos palabras


Esta noche al oído me has dicho dos palabras
Comunes. Dos palabras cansadas
De ser dichas. Palabras
Que de viejas son nuevas.

Dos palabras tan dulces que la luna que andaba
Filtrando entre las ramas
Se detuvo en mi boca. Tan dulces dos palabras
Que una hormiga pasea por mi cuello y no intento
Moverme para echarla.

Tan dulces dos palabras
Que digo sin quererlo— ¡oh, qué bella, la vida!—
Tan dulces y tan mansas
Que aceites olorosos sobre el cuerpo derraman.

Tan dulces y tan bellas
Que nerviosos, mis dedos,
Se mueven hacia el cielo imitando tijeras.
Oh, mis dedos quisieran
Cortar estrellas.

viernes, 27 de febrero de 2009

Cuando estuve en el mar era marino

Cuando estuve en el mar era marino
este dolor sin prisas.
Dame ahora tu boca:
me la quiero comer con tu sonrisa.

Cuando estuve en el cielo era celeste
este dolor urgente.
Dame ahora tu alma:
quiero clavarle el diente.

No me des nada, amor, no me des nada:
yo te tomo en el viento,
te tomo del arroyo de la sombra,
del giro de la luz y del silencio,

de la piel de las cosas
y de la sangre con que subo al tiempo.
Tú eres un surtidor aunque no quieras
y yo soy el sediento.

No me hables, si quieres, no me toques,
no me conozcas más, yo ya no existo.
Yo soy sólo la vida que te acosa
y tú eres la muerte que resisto.

Jaime Sabines

miércoles, 25 de febrero de 2009

Moon River




Moon river, wider than a mile
I'm crossin' you in style some day,
Old dream maker,
You heartbreaker ...
Wherever you're goin',
I'm goin' your way.

Two drifters, off to see the world
There's such a lot of world to see
We're after the same rainbow's end
Waitin' 'round the bend ...
My huckleberry friend,
Moon River, and me.

Río de luna, más de una milla de ancho
Te cruzaré elegantemente algún día,
Viejo creador de sueños,
Destrozador de corazones ...
Adondequiera que vayas,
Yo sigo tu camino.

Dos vagabundos, para ver el mundo
Hay tanto mundo para ver
Los dos buscamos el mismo arco iris
Que nos aguarda al final de la curva ...
Mi fiel amigo,
El río de luna y yo.

Moon river,
Letra, Johnny Mercer
Música, Henry Mancini

martes, 24 de febrero de 2009

Algo contigo



No hace falta que te diga
que me muero por tener algo contigo
y es que no te has dado cuenta
de lo mucho que me cuesta ser tu amiga
ya no puedo acercarme a tu boca
sin desearla de una manera loca
necesito controlar tu vida
ser quien te besa y quien te abriga.

No hace falta que te diga
que me muero por tener algo contigo
y es que no te has dado cuenta
de lo mucho que me cuesta ser tu amiga
ya no puedo continuar espiando
día y noche tu llegada adivinando
ya no sé con que inocente excusa
pasar por tu casa
ya me quedan tan pocos caminos
y aunque pueda parecerte un desatino
no quisiera yo morirme sin tener
algo contigo

Ya no puedo continuar espiando
día y noche tu llegada adivinando
ya no sé con que inocente excusa pasar por tu casa
ya me quedan tan pocos caminos
y aunque pueda parecerte un desatino
no quisiera yo morirme sin tener
algo contigo

ya me quedan tan pocos caminos
y aunque pueda parecerte un desatino
no quisiera yo morirme sin tener
algo contigo
algo contigo
algo contigo.

El Viento en la Isla



El viento es un caballo:
óyelo cómo corre
por el mar, por el cielo.

Quiere llevarme: escucha
cómo recorre el mundo
para llevarme lejos.

Escóndeme en tus brazos
por esta noche sola,
mientras la lluvia rompe
contra el mar y la tierra
su boca innumerable.

Escucha como el viento
me llama galopando
para llevarme lejos.

Con tu frente en mi frente,
con tu boca en mi boca,
atados nuestros cuerpos
al amor que nos quema,
deja que el viento pase
sin que pueda llevarme.

Deja que el viento corra
coronado de espuma,
que me llame y me busque
galopando en la sombra,
mientras yo, sumergido
bajo tus grandes ojos,
por esta noche sola
descansaré, amor mío.

Pablo Neruda

sábado, 21 de febrero de 2009

No teu Poema

No teu poema
Existe um verso em branco e sem medida,
um corpo que respira, um céu aberto,
janela debruçada para a vida.
No teu poema
existe a dor calada lá no fundo,
o passo da coragem em casa escura
e aberta uma varanda para o mundo.
Existe a noite,
o riso e a voz refeita à luz do dia,
a festa da Senhora da Agonia e o cansaço
do corpo que adormece em cama fria.
Existe um rio
a sina de quem nasce fraco ou forte,
o risco, a raiva, a luta, de quem cai ou que resiste
que vence ou adormece antes da morte.
No teu poema
existe o grito e o eco da metralha,
a dor que sei de cor mas não recito
e os sonos inquietos de quem falha.
No teu poema
existe um cantochão alentejano,
a rua e o pregão de uma varina
e um barco assoprado a todo o pano.
Existe a noite
o canto em vozes juntas, em vozes certas
canção de uma só letra e um só destino a embarcar
no cais da nova nau das descobertas.
Existe um rio
a sina de quem nasce fraco ou forte,
o risco, a raiva e a luta de quem cai ou que resiste
que vence ou adormece antes da morte.
No teu poema
existe a esperança acesa atrás do muro,
existe tudo o mais que ainda me escapa
e um verso em branco à espera do futuro.




No teu Poema, José Luís Tinoco

En tu poema
existe un verso en blanco y sin medida,
un cuerpo que respira, un cielo abierto,
ventana inclinada hacia la vida.
En tu poema hay un dolor silencioso allá en el fondo,
el paso del coraje en casa oscura
y, abierta, una terraza al mundo,
existe la noche,
la risa y la voz repetida a la luz del día,
la fiesta de la Señora de la Agonía
y el cansancio
del cuerpo que se adormece en cama fría.
Existe un río
Y el sino de quien nace débil o fuerte,
el riesgo, la ira y la lucha de quien cae
o que resiste
que vence o adormece antes de la muerte.
En tu poema
existe un grito y un eco de metralla
un dolor que sé de memoria y que no recito
y los sueños inquietos de quien falla.
En tu poema
existe un cantochao alejentano,
la calle y el pregón de una varina,
y un barco empujado a toda vela.
Existe la noche
un canto en voces juntas, en voces ciertas
canción de una sola tetra y solo destino a embarcar
en el muelle de la nueva nave de los descubrimientos.
Existe un río
y el sino de quien nace débil o fuerte
el riesgo, la ira y la lucha de quien cae
o quien resiste,
que vence o adormece antes de la muerte.
En tu poema
existe la esperanza encendida detrás del muro,
existe todo o más que aún se me escapa
y un verso en blanco a la espera del futuro.

viernes, 20 de febrero de 2009

Porque la quería

Dijo Gabriel García Márquez:

"Dios mío, si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti y una canción de Serrat sería la serenata que le ofrecería a la luna. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas y el encarnado beso de sus pétalos..."



Porque la quería
no quiso papeles
ni hacer proyectos con vistas al futuro.
No confiaba en él
y quiso estar seguro
que cotidianamente
tendría que ganarla
con el sudor de su frente.

Porque la quería
no quiso con ella
hacer un nido en donde abandonarse.
No confiaba en él
y quiso asegurarse.

Porque la quería,
por no despertarla
dejó de dirigirle la palabra.
No confiaba en él
ni se atrevió a cambiarla

y puso en pie de guerra
su buena fe y sus sentidos
por llegar a conocerla.

Porque la quería
se fue para siempre,
quiso poner a salvo aquella imagen.
No confió en ella
y quiso asegurarse.

Porque la quería, Joan Manuel Serrat

jueves, 19 de febrero de 2009

Para mis amigos




I see trees of green, red roses too
I see them bloom for me and you
And I think to myself "what a wonderful world".

I see skies of blue and clouds of white
Bright blessed days, dark sacred nights
And I think to myself "what a wonderful world".

The colors of a rainbow so pretty in the sky
Are also on the faces of people going by
I see friends shaking hands saying "how do you do"
They're really saying "I love you".

I hear babies cry, I watch them grow
They'll learn much more than I'll never know
And I think to myself "what a wonderful world".

Louis Armstrong, "What a Wonderful World"

miércoles, 18 de febrero de 2009

Cada loco con su tema...



Cada loco con su tema,
que contra gustos no hay disputa:
artefactos, bestias, hombres y mujeres,
cada uno es como es, cada quien es cada cual
y baja las escaleras como quiere;
pero puestos a escoger soy partidario
de las voces de la calle más que del diccionario,
me privan más los barrios que el centro de la ciudad
y los artesanos más que las factorías,
la razón que la fuerza, el instinto que la urbanidad
y un sioux más que el Séptimo de Caballería.
Prefiero los caminos a las fronteras
y una mariposa al Rockefeller Center
y al farero de Capdepera al vigía de occidente,
prefiero querer a poder, palpar a pisar,
ganar a perder, besar a reñir,
bailar a desfilar y disfrutar a medir.
Prefiero volar a correr, hacer a pensar,
amar a querer, tomar a pedir
y antes que nada soy partidario de vivir..

Cada loco con su tema,
que contra gustos no hay disputa:
artefactos, bestias, hombres y mujeres,
cada uno es como es, cada quien es cada cual
y baja las escaleras como quiere;
pero puestos a escoger prefiero:
un buen polvo a un rapapolvo y un bombero a un bombardero,
crecer a sentar cabeza, prefiero la carne al metal
y las ventanas a las ventanillas,
un lunar de tu cara a la Pinacoteca Nacional
y la revolución a las pesadillas.
Prefiero el tiempo al oro, la vida al sueño,
el perro al collar, las nueces al ruido
y al sabio por conocer que a los locos conocidos...
prefiero querer a poder, palpar a pisar,
ganar a perder, besar a reñir,
bailar a desfilar y disfrutar a medir.
Prefiero volar a correr, hacer a pensar,
amar a querer, tomar a pedir
y antes que nada soy partidario de vivir..

Cada loco con su tema, Joan Manuel Serrat

martes, 17 de febrero de 2009

Corazón Coraza




Obra de la compositora cubana Beatríz Corona, sobre un poema de Mario Benedetti.
Estudio Coral Meridies
Directora: Virginia Bono
Santa Fe, Argentina



Corazón coraza
Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Mario Benedetti

Cantares

"Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar..."





Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso.


Poema de Antonio Machado
Música de Joan Manuel Serrat

lunes, 16 de febrero de 2009

Los Cuatro Acuerdos

1. No supongas
No des nada por supuesto.
Si tienes duda, aclárala.
Si sospechas, pregunta…
Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que no tienen fundamento.

2. Honra tus palabras
Lo que sale de tu boca es lo que eres tú.
Honrar tus palabras te hace respetable ante los demás y ante ti mismo.

3. Haz siempre lo mejor
Si siempre haces lo mejor que puedas, nunca podrás recriminarte ni arrepentirte de nada.

4. No te tomes nada como algo personal
Ni la peor ofensa, ni el peor desaire, ni la más grave herida.
En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo; pero el problema es de él y no tuyo…

sábado, 14 de febrero de 2009

Tristan und Isolde

Richard Wagner (Leipzig 1813 - Venecia 1883) haciendo suya la idea del pensador alemán Schopenhauer: "el amor es la privación de la voluntad de la vida y la aspiración al no-ser", la reflejó claramente en Tristán e Isolda como broche final de la poesía amorosa del romanticismo.
La obra, en tres actos con libreto del propio compositor, está basada en el drama de Gottfried von Strassburg, a su vez basado en la leyenda celta de Tristán. El motivo de su gestación hay que buscarlo en el idilio que mantuvo el compositor con Mathilde Wesendonck; el maestro trabajó en ella desde 1856 hasta 1859.
El estreno tuvo lugar en el Königliches Hof und Nationaltheater de Munich el 1 de junio de 1865.
Es de destacar el flujo musical continuo desde principio a fin, sólo interrumpido por los finales de los actos. El acentuado cromatismo, sobre todo en el tercer acto, marca el comienzo de la ruptura de la tonalidad que siguieron los compositores posteriores.




Richard Wagner,
"Tristan und Isolde" Prelude
Zubin Mehta, director
National Theatre Munich




Richard Wagner, "Tristan und Isolde" finale
Leonard Bernstein, director
Carnegie Hall

El Beso



Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita
el amor, la traición y los dolores,
en las bodas humanas se parecen
a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que sólo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero...? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenaron sé de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi celoso imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos... vibró un beso,
y qué viste después...? Sangre en mis labios.

Yo te enseñé a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Gabriela Mistral

¿Qué aspecto tenía realmente Bach?

Siempre que veo el retrato de alguien de épocas pasadas, me pregunto cómo sería realmente esa persona, ¿fue el pintor capaz de captar sus rasgos correctamente? ¿fue quizá capaz de captar su esencia?
A menudo, cuando voy a un museo y observo los retratos de personajes "famosos" me fascina tanto la forma en que nos miran desde el pasado, que podría pasar horas observándolos...


bach1.jpg en Blogs de YAAQUI

Para muchos, Johann Sebastian Bach es un hombre viejo con peluca. Pero al parecer, ese no era el verdadero Bach: Usando sus huesos y con la ayuda de la informática, un grupo de expertos han recreado digitalmente el rostro del compositor alemán del siglo XVIII.

La nueva cara de Bach ha sido creada por la aclamada antropóloga forense Caroline Wilkinson y será expuesta en el museo Bachhaus en Alemania.

Los huesos de Bach fueron excavados en 1894 y escultores de la época los usaron para crear su imagen en 1908.

No obstante, fue en 1746 cuando el artista Elias Gottlob Haussmann lo inmortalizó en un retrato, fijándolo como el Bach que conocíamos hasta...ayer.



Por supuesto, yo me quedo con el retrato de Haussmann, de momento.

viernes, 13 de febrero de 2009

Tornami a vagheggiar



Tornami a vagheggiar,
te solo vuol amar quest'anima fedel, caro mio bene.
Già ti donai il mio cor, fido sarà il mio amor;
mai ti sarò crudel, cara mia speme.

.............................................................................

¡Vuelvo a estar enamorada!
¡Mi alma sólo te desea a ti, amado mío!
Te daré todo mi corazón y mi amor te será fiel,
querida esperanza mía.

Tornami a Vagheggiar, de la ópera Alcina de G. F. Haendel
Maria Bayo, soprano

miércoles, 11 de febrero de 2009

Con tu permiso:

Hoy, buceando por ahí, he encontrado un nuevo blog que me ha sorprendido. Aunque es reciente y aún no tiene muchas entradas, promete bastante y por lo tanto, creo que lo pondré en la lista de blogs que sigo.
Dicho esto y con el permiso de Sabino Manzo, quisiera tomar prestado un fragmento de la entrada de ayer, 10 de febrero titulada
"Qualcosa di Geniale":

«
È una cosa che ci incute insieme rispetto e commozione, il vedere un simile genio seduto in mezzo ai suoi scolari, spiegare con tanta pazienza il modo di suonare il basso figurato, le regole elementari dell'armonia, o il miglior uso delle dita sul clavicembalo. Noi osserviamo con meraviglia su di lui i risultati del suo stesso metodo, e come in lui si fondessero la più preziosa teoria e la più perfetta esecuzione. E quelle volte in cui spesso si fermava nel bel mezzo dell'insegnamento, buttava da un lato i libri e i metodi, e sedendosi al clavicembalo o all' organo, ci lasciava scorgere i voli del suo genio nell'improvvisazione! Gran Dio, quelle erano ore per le quali val la pena di vivere. Che musica! Avrei voluto rimaner desto tutta la notte (e voi sapete quanta fatica mi costi) per richiamarla alla mia memoria. Sentivo in me un impeto di gioia e un impulso di pianto. Quelle sono ore che nessuno di noi, fino a che non sia fredda salma nella tomba, potrà mai dimenticare ».
(Enrico Gerber, allievo di J. S. Bach)

Cuando quiero pensar en un momento feliz, suelo recordar mis paseos por el bosque un día lluvioso de otoño, acompañada de mi perra Yany, buscando setas para hacer un revuelto. Esos días los conservo en mi mente como unos los momentos más felices de mi vida: La paz que se respira en el bosque, los olores, los colores, el sonido de la lluvia golpeando las hojas de los árboles, la tamuja blanda y húmeda bajo mis pies...

Ahora a mis lista de pensamientos felices debo añadir los ensayos que viví la semana pasada en Milán con el Maestro Berrini y decir:

"Gran Dio, quelle erano ore per le quali val la pena di vivere. Che musica! Avrei voluto rimaner desto tutta la notte (e voi sapete quanta fatica mi costi) per richiamarla alla mia memoria. Sentivo in me un impeto di gioia e un impulso di pianto. Quelle sono ore che nessuno di noi, fino a che non sia fredda salma nella tomba, potrà mai dimenticare ».

Estudiando el verbo "ser"

Soneto LXIX

Tal vez no ser es ser sin que tú seas,
sin que vayas cortando el mediodía
como una flor azul, sin que camines
más tarde por la niebla y los ladrillos,

sin esa luz que llevas en la mano
que tal vez otros no verán dorada,
que tal vez nadie supo que crecía
como el origen rojo de la rosa,

sin que seas, en fin, sin que vinieras
brusca, incitante, a conocer mi vida,
ráfaga de rosal, trigo del viento,

y desde entonces soy porque tú eres,
y desde entonces eres, soy y somos,
y por amor seré, serás, seremos.

Pablo Neruda

Pagagnini



Pagagnini es una obra teatral que recurre en un mismo plano el humor y la locura de esta compañía y la música. A través del virtuosismo de cuatro grandes músicos, capitaneados por el maestro Ara Malikian.
Pagagnini repasa algunos momentos claves de la música consiguiendo un divertido y sorprendente Des-Concierto.

lunes, 9 de febrero de 2009

L'incoronazione di Poppea.



Nuria Rial, soprano
Philippe Jaroussky,contratenor
L'Arpeggiata,
dir: Christina Pluhar
Del álbum "Teatro d'Amore"


POPPEA e NERONE

Pur ti miro,
Pur ti godo,
Pur ti stringo,
Pur t'annodo,
Più non peno,
Più non moro,
O mia vita, o mi tesoro.
Io son tua...
Tuo son io...
Speme mia, dillo, dì,
Tu sei pur, speme mia
L'idol mio, dillo, dì,
Tu sei pur,
Sì, mio ben,
Sì, mio cor, mia vita, sì.
Pur ti miro,
Pur ti godo,
Pur ti stringo,
Pur t'annodo,
Più non peno,
Più non moro,
O mia vita, o mi tesoro.

...........................................................................

Ya te miro,
Ya te gozo,
Ya te estrecho
Ya te enredo
Ya no peno,
Ya no muero,
Oh mi vida, oh mi tesoro
Yo soy tuya...
Tuyo soy yo....
Esperanza mía, dilo, di,
Eres tú, esperanza mía
Mi ídolo, dilo, di
Eres tú,
Sí, mi bien,
Sí, mi corazón, mi vida, sí.
Ya te miro,
Ya te gozo,
Ya te estrecho,
Ya te enredo,
Ya no peno,
Ya no muero,
Oh mi vida, Oh, mi tesoro.

"Pur ti miro" (Poppea, Nerone)
Texto y musica de Benedetto Ferrari (?)
De la ópera L'incoronazione di Poppea, SV 308,
Libreto de Giovanni Francesco Busenello
Musica de Claudio Monteverdi (?)
Estrenada el otoño de 1742,
Venecia (Teatro dei Santi Giovanni e Paolo)

La ópera "Il Pastor Regio" de Benedetto Ferrari, escrita en 1640 terminaba con un dúo llamado "Pur ti miro, pur ti godo". (Actualmente, se han perdido tanto la música como el texto). Es muy probable que este dúo fuera recogido, supervisado y reutilizado por Monteverdi para el final de "L'incoronazione di Poppea".

domingo, 8 de febrero de 2009

Satie & Storni



Erik Satie, Gymnopédie nº 1.
Jean-Yves Thibaudet, piano.


Esta Tarde

Ahora quiero amar algo lejano...
Algún hombre divino
Que sea como un ave por lo dulce,
Que haya habido mujeres infinitas
Y sepa de otras tierras, y florezca
La palabra en sus labios, perfumada:
Suerte de selva virgen bajo el viento...

Y quiero amarlo ahora. Está la tarde
Blanda y tranquila como espeso musgo,
Tiembla mi boca y mis dedos finos,
Se deshacen mis trenzas poco a poco.

Siento un vago rumor... Toda la tierra
Está cantando dulcemente... Lejos
Los bosques se han cargado de corolas,
Desbordan los arroyos de sus cauces
Y las aguas se filtran en la tierra
Así como mis ojos en los ojos
Que estoy soñando embelesada...

Pero
Ya está bajando el sol de los montes,
Las aves se acurrucan en sus nidos,
La tarde ha de morir y él está lejos...
Lejos como este sol que para nunca
Se marcha y me abandona, con las manos
Hundidas en las trenzas, con la boca
Húmeda y temblorosa, con el alma
Sutilizada, ardida en la esperanza
De este amor infinito que me vuelve
Dulce y hermosa...

..................................................................................

Indolencia

A pesar de mí misma te amo; eres tan vano
como hermoso, y me dice, vigilante, el orgullo:
«¿Para esto elegías? Gusto bajo es el tuyo;
no te vendas a nada, ni a un perfil de romano»

Y me dicta el deseo, tenebroso y pagano,
de abrirte un ancho tajo por donde tu murmullo
vital fuera colado... Sólo muerto mi arrullo
más dulce te envolviera, buscando boca y mano.

¿Salomé rediviva? Son más pobres mis gestos.
Ya para cosas trágicas malos tiempos son éstos.
Yo soy la que incompleta vive siempre su vida.

Pues no pierde su línea por una fiesta griega
y al acaso indeciso, ondulante, se pliega
con los ojos lejanos y el alma distraída.

..................................................................................

La Caricia Perdida

Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos... En el viento, al pasar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida ¿quién la recogerá?

Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.
Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida, rodará... rodará...

Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va.

Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de besar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida, ¿me reconocerás?

Alfonsina Storni

jueves, 5 de febrero de 2009

BALADILLA DE LOS TRES RÍOS

Preciosa esta versión del grupo Patí Pamí cantada por Miguel Soler.



BALADILLA DE LOS TRES RÍOS 
A Salvador Quintero 

El río Guadalquivir
va entre naranjos y olivos.
Los dos ríos de Granada
bajan de la nieve al trigo.

¡Ay, amor
que se fue y no vino!

El río Guadalquivir
tiene las barbas granates.
Los dos ríos de Granada
uno llanto y otro sangre.

¡Ay, amor
que se fue por el aire!

Para los barcos de vela,
Sevilla tiene un camino;
por el agua de Granada
sólo reman los suspiros.

¡Ay, amor
que se fue y no vino!

Guadalquivir, alta torre
y viento en los naranjales.
Dauro y Genil, torrecillas
muertas sobre los estanques,

¡Ay, amor
que se fue por el aire!

¡Quién dirá que el agua lleva
un fuego fatuo de gritos!

¡Ay, amor
que se fue y no vino!

Lleva azahar, lleva olivas,
Andalucía, a tus mares.

¡Ay, amor
que se fue por el aire!

Romancero Gitano,
Federico García Lorca, 1922

martes, 3 de febrero de 2009

El Lamento de Dido



"When I am laid in earth"
de la ópera Dido & Aeneas de Henry Purcell

Anne Sophie von Otter, mezzosoprano (Dido)

Henry Purcell (Westminster 1659 - 1695) estrenó su ópera "Dido and Aeneas" en 1689 , no en un teatro comercial de Londres, sino en el internado para señoritas de la alta sociedad Josias Priest, Chelsea, si bien parece que no todos los personajes fueron interpretados por chicas. El estreno comercial tuvo lugar en Londres a principios de 1700.
La versión moderna para coro y solistas de ambos sexos es obra de Benjamin Britten (1913 - 1976) y fue estrenada el 8 de junio de 1951 en el festival de Aldeburgh.
El libreto es obra del dramaturgo y poeta Nahum Tate (1652 - 1715) basado en el libro IV de la Eneida de Virgilio; y entre sus pasajes destaca la famosa aria "When I am laid in earth" (Cuando descanse bajo la tierra).
La duración apenas llega a una hora y está dividida en tres actos, donde se nos narra la desventurada historia de amor entre la reina de Cartago Dido y el príncipe troyano Eneas fundador de Roma.




Thy hand, Belinda,
darkness shades me.
On thy bosom let me rest,
more I would,
but Death invades me;
Death is now a welcome guest.
When I am laid in earth,
May my wrongs create
no trouble in thy breast;
remember me, but
ah! forget my fate.


Tu mano, Belinda;
me envuelven las sombras.
Déjame descansar en tu pecho.
Cuánto más no quisiera,
pero me invade la muerte;
la muerte es ahora una visita
bien recibida.
Cuando yazga en tierra, mis
equivocaciones no deberán crearle
problemas a tu pecho; recuérdame,
pero, ¡ay!, olvida mi destino.

"When I am laid in earth"
de la ópera Dido & Aeneas de Henry Purcell

Simone Kermes, soprano (Dido)
MusicAeterna (concertino: Inna Prokopieva)
Director: Teodor Currentzis

lunes, 2 de febrero de 2009

Poema de la Despedida

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí...
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.  

José Ángel Buesa


Remedios Varo, "La despedida" (1958) 34 x 24 cm.
Mientras la mujer y el hombre desaparecen, teniendo diferentes salidas, sus sombras parecen oponerse a las leyes de la naturaleza permaneciendo cara cara... quizás por última vez.